lunes, 26 de noviembre de 2012

LA SAGA DE LOS HIERRO

Los hermanos de Fernando Hierro también fueron futbolistas

Hoy, en 'Historias del Real Madrid' quiero hablar de la saga de los Hierro. Recuerdo que cuando era crío, mirando los cromos de fútbol, me sorprendía mucho que el hermano de Fernando Hierro, Manolo Hierro, aparecía siempre citado como Hierro II. Yo aquello no lo entendía muy bien porque, siendo Fernando Hierro el menor, lo más lógico hubiera sido que Hierro II fuese el propio Fernando y no Manolo. Fue una cosa que nunca entendí muy bien.

Más tarde descubrí que en realidad había habido otro hermano que había jugado al fútbol. Era el mayor de los tres, Antonio. De ahí que, en el momento de llegar a Primera División, al hermano mediano, Manolo, se le conociese como Hierro II.

Ojo, que eso provocaba en mi una nueva curiosidad. ¿Por qué a Fernando, el menor de la saga, no se le conocía como Hierro III?

El mayor

Antonio Ruiz Hierro nació, como sus hermanos, en la localidad de Vélez-Málaga, el 5 de julio de 1959. Es, por tanto, nueve años mayor que Fernando. No tengo recuerdos de verle jugar, pero por lo que leo se trataba de un defensa central corpulento. Mide 1,84, así que desde luego tenía planta para el puesto.

Comenzó a jugar en las categorías inferiores del Málaga, club en el que logró llegar al primer equipo. Con el Málaga jugó ocho temporadas, tres de ellas en Primera División. En concreto, las campañas 1982-83, 1983-84 y 1984-85. En esta última, los andaluces bajan a Segunda División. Antonio Hierro formó parte del equipo que logró la vuelta del Málaga a Primera División, es decir, la que logró el ascenso en la campaña 1987-88. Sin embargo, él no siguió en el equipo. Supongo que el Málaga remodelaría la plantilla de cara a la vuelta a Primera División.

Por cierto, Antonio Hierro coincidió en su último año en el Málaga con Juan Gómez Juanito, que tras salir del Real Madrid recaló en las filas del conjunto boquerón.

Tras dejar el Málaga, el mayor de la saga de los Hierro recaló en el Hércules, club con el que disputó dos temporadas más en activo antes de retirarse.

En total, Antonio Hierro jugó 43 partidos en Primera División, todos ellos con el Málaga, equipo con el que disputó 139 encuentros oficiales.

El mediano

Manuel Ruiz Hierro. De Manolo Hierro sí que tengo recuerdos como jugador. Nació el 8 de febrero de 1962, es decir, tiene tres años menos que Antonio y seis más que Fernando. También era defensa y también comienza su carrera futbolística en el Málaga. De hecho, llega a coincidir en el primer equipo con su hermano mayor.

Manolo Hierro juega en el Málaga durante seis campañas, tres de ellas en Primera División, junto a su hermano Antonio. Sin embargo, en la temporada 1986-87 cambia de aires y vuelve a jugar en Primera División con el Valladolid. Este dato es muy importante. Con los pucelanos disputa dos campañas y allí, en el Valladolid, acaba recalando el hermano pequeño, Fernando, por recomendación del propio Manolo Hierro, que habla maravillas del benjamín de la saga.

Efectivamente, el menor de los Hierro confirma las expectativas generadas por su hermano y en la campaña 1987-88 debuta en Primera División llegando a jugar juntos los dos hermanos Hierro. Manolo, por tanto, jugó con su hermano mayor en el Málaga y con su hermano pequeño en el Valladolid.

Sin embargo, Manolo y Fernando sólo coinciden una temporada juntos. El Fútbol Club Barcelona se interpuso entre ellos en una historia curiosa... con leyenda urbana incluida.

Sí. El club catalán fichó a Hierro para la temporada 1988-89. A Manolo, lo aclaro. ¿Pero, realmente querían a Manolo? Hay quien dice que aquello fue una metedura de pata de los directivos del equipo azulgrana y que a quien realmente querían fichar era a Fernando, al pequeño. Todo esto surgió porque Manolo Hierro no llegó a debutar en competición oficial con el Barcelona. Tras hacer la pretemporada con los catalanes, fue cedido al Betis para aquella misma campaña 1988-89.

Tras una temporada en el Benito Villamarín, Manolo Hierro recaló en el Tenerife, club en el que permaneció cuatro campañas y en el que colgó las botas.

Hierro II, como se le conocía desde su época en el Málaga, disputó un total de 175 partidos en Primera División.

El pequeño

En cualquier caso, fue el menor de los hermanos, Fernando Hierro, el que alcanzó las mayores cotas de la familia en el mundo del fútbol. Internacional absoluto, tres veces Campeón de Europa… El palmarés de Hierro es uno de los más completos después de haber permanecido 14 campañas en el Real Madrid.

Tras dos campañas en el primer equipo del Valladolid, Fernando Hierro fichó en 1989 por el conjunto blanco y el resto es historia. En total, el pequeño de los Hierro jugó 497 partidos en Primera División y 29 en la Premier inglesa con el Bolton.

Las fotografías que acompañan esta entrada corresponden a tres cromos de los tres hermanos. El de Antonio pertenece a la colección Fútbol 84 de Panini, el de Manuel está sacado del álbum Fútbol 88 de Panini y el de Fernando pertenece a la colección Fútbol 90, también de Panini.

jueves, 1 de noviembre de 2012

LOS HERMANOS LLORENTE Y EL REAL MADRID

Los cuatro hermanos Llorente Gento vistieron de blanco

El partido de Copa del Rey frente al Alcoyano ha dejado como apunte curioso la presencia en el once inicial de dos hermanos. Nacho Fernández y Alex Fernández forman la primera pareja de hermanos que disputan un encuentro de carácter oficial con la camiseta del Real Madrid desde los tiempos de la Quinta del Buitre. En aquella época fueron los hermanos Llorente los que compartieron vestuario vistiendo la elástica blanca, así que hoy, en 'Historias del Real Madrid' quiero recordar sus figuras.

El caso de los hermanos Llorente era más que curioso. Eran cuatro y todos ellos jugaron en el Real Madrid. Dos en el equipo de Baloncesto y los  otros dos, en el de Fútbol. Todos ellos nacieron en Valladolid y son sobrinos de una de las mayores leyendas del Real Madrid, Paco Gento.

José Luis Llorente Gento y Antonio ‘Toñín’ Llorente Gento, los dos mayores, fueron los que se dedicaron al baloncesto con éxito. Especialmente José Luis, que llegó a ser uno de los integrantes de la mítica Selección Española que conquistó la Medalla de Plata en los Juegos Olímpicos de Los Ángeles en el año 1984. José Luis Llorente empezó a despuntar en las categorías inferiores del Real Madrid y jugó en su primer equipo entre 1979 y 1983. Después jugó en el Caja Madrid y CAI Zaragoza para regresar al Real Madrid en 1987. Su segunda etapa en el club se prorrogó hasta el año 1992. El Andorra y el Baloncesto Fuenlabrada fueron sus dos siguientes equipos. ‘Joe’ Llorente, como se le conocía en el ámbito de la canasta, se retiró en el año 1997 y actualmente ejerce como presidente de la ABP, la Asociación de Baloncestistas Profesionales.

Toñín Llorente Gento, el segundo de los hermanos, tuvo una carrera menos exitosa que la de su hermano mayor, aunque también muy loable, llegando a permanecer 16 temporadas en la élite antes de su retirada. Se forjó en las categorías inferiores del Real Madrid tras empezar a jugar en Valladolid. Sin embargo, no llegó a debutar en el primer equipo blanco. Recorrió numerosos equipos de la ACB antes de fichar por el Real Madrid en la campaña 2001-02, su último ejercicio en activo, poniendo así el broche de oro a su trayectoria deportiva.

Los Llorente futbolistas
Fueron los hermanos pequeños los que probaron fortuna con el balompié. Francisco Llorente Gento, o Paco Llorente, como se le conocía futbolísticamente, jugó en el Real Madrid Aficionados antes de pasar al Móstoles. Allí llamó la atención de los ojeadores del Atlético de Madrid, que lo reclutaron para jugar en el filial colchonero. Era la temporada 1985-86 y Paco Llorente demostró sus grandes cualidades en el Atlético Madrileño. Aquella misma temporada ya llegó a debutar en Primera División con el equipo rojiblanco. Disputó su primer partido en Primera el 6 de abril de 1986, en un Atlético de Madrid-Las Palmas que concluyó con 1-0 para el cuadro local. Llorente sustituyó en el minuto 62 al goleador de aquel día, Cabrera. Era la jornada 32. Las dos siguientes jornadas, las dos últimas de la temporada 85-86, las disputó como titular.

En 1986, Paco Llorente también fue uno de los puntales de la Selección Española Sub-21 que se proclamó Campeona de Europa de la categoría. En aquel combinado que dirigía Luis Suarez y Chus Pereda se encontraban futbolistas como Sanchís, Ablanedo, Andrinúa, Solana, Eloy

En la campaña 1986-87 Paco Llorente pasó a formar parte de manera definitiva de la primera plantilla del Atlético de Madrid. Fue la temporada de su consagración haciendo gala de un regate endiablado y de una velocidad que hizo que, como no podía ser de otra manera, surgieran las comparaciones con su tío Paco Gento, ‘La Galerna del Cantábrico’.

Al término del ejercicio 86-87 Llorente, cuyo hermano menor Julio militaba en el Castilla, el filial del Real Madrid, se convierte en el primer futbolista español que se acogió al famoso Real Decreto 1006/1985 por el que se regula la relación laboral especial de los deportistas profesionales. De esa forma se desliga del Atlético de Madrid y consigue fichar por el equipo en el que su tío Paco alcanzó la gloria. Paco Llorente llega al Real Madrid en 1987, año en el que además disputa su único encuentra como Internacional. Fue en Sevilla, frente a Albania, en partido valedero para la clasificación de la Eurocopa de Alemania 1988. La Selección de Miguel Muñoz ganó 5-0 y Llorente, en el día de su debut, anotaba uno de los goles españoles.

A pesar de no ser titular, la campaña 1987-88 dejó para el recuerdo grandes actuaciones de Paco Llorente, especialmente en el partido que el Real Madrid disputó frente al Oporto, vigente Campeón de Europa, en el estadio Das Antas. Perdía el equipo de Leo Beenhakker  por 1-0 cuando Llorente saltó al terreno de juego. Y él solo revolucionó el encuentro con sus galopadas por banda y sus pases a Michel, que anotó los dos goles con los que el Real Madrid certificaba un global de 4-2 a favor de los blancos que dejaba en la cuneta al Oporto. Especialmente recordado es el segundo gol, el del 1-2. Llorente, con el número 16 a la espalda, se deshace de tres jugadores lusos y centra al interior del área, donde Michel, que llega desde atrás, fusila a la red.

La siguiente temporada, 1988-89, quizás fue la mejor de Paco Llorente con la camiseta blanca.  Jugó 25 partidos de Liga, diez de ellos como titular, y anotó tres goles. Aquella temporada fue la primera de las dos en las que coincidió con el benjamín de la familia, Julio.

Sin embargo, el peso de Paco Llorente en aquel Real Madrid de la Quinta del Buitre fue disminuyendo con el paso de las temporadas. Con Hugo Sánchez y Butragueño en plena forma y con jugadores como Michel, Martín Vázquez o Schuster en el centro del campo, la titularidad estaba cada vez más difícil y el vallisoletano se fue estancando. Aún así, en la campaña 1989-90, con John Benjamin Toshack como técnico, Llorente se erigió como el primer recambio del banquillo madridista. Jugó 23 partidos de Liga, aunque sólo dos de ellos como titular, y marcó uno de los 107 goles con los que el Madrid estableció un récord anotador que estuvo vigente durante los veintidós siguientes años.

La campaña 1990-91 fue una de las menos fructíferas en la carrera del jugador, que sólo jugó seis partidos de Liga. En la siguiente, sin embargo, Llorente volvió a gozar de protagonismo.  De los 18 partidos que disputó en Liga jugó 12 de inicio, siendo, curiosamente, la temporada en la que más veces fue titular. Marcó dos goles. Sin embargo, sus dos últimas campañas en el Real Madrid fueron meramente testimoniales. En la 92-93 jugó 8 encuentros de Liga y en la 93-94 cuatro.

En 1994 expiró su contrato con el Real Madrid, que inició una revolución en su plantilla con la llegada del técnico Jorge Valdano. El futbolista abandonó la disciplina blanca tras conseguir tres título de Liga, dos Copas del Rey y cuatro Supercopas.

Mediada la campaña 1994-95, Paco Llorente recaló en las filas del Compostela, en Primera División. Con el equipo gallego, Llorente jugó cuatro temporadas, todas ellas en la máxima categoría. Se retiró con 32 años.

Julio Llorente
El menor de la saga Llorente Gento, Julio, se fogueó en  las categorías inferiores del Real Madrid. Era defensa y solía actuar como lateral derecho. A finales de la campaña 1986-87 empezó a ser convocado en el primer equipo aunque sin llegar a debutar. Eso sí, recuerdo que en el último encuentro de Liga de aquella edición, que se jugó contra el Español, Llorente estuvo presente junto a la totalidad de la plantilla en la ceremonia de entrega del Trofeo liguero. Posteriormente he podido confirmarlo viendo fotos de aquella jornada.

La temporada siguiente fue la de su debut en Primera División. Julio fue cedido al Mallorca,  y con la camiseta bermellona jugó su primer encuentro en la decimotercera jornada, en diciembre de aquel 87. Un Mallorca 2 Sporting de Gijón 0. Jugó 24 partidos de Liga, 23 de ellos como titular y anotó su primer gol en Primera.

Tras este periodo de cesión, Julio Llorente regresa al Real Madrid para formar parte de la primera plantilla del equipo. Es entonces  cuando coincide con su hermano Paco. Estamos hablando de la campaña 1988-89, con la Quinta del Buitre asentada en aquel fabuloso equipo. Con un bloque totalmente formado y el conjunto jugando de memoria, el acceso a la titularidad está muy caro, dado el nivel de sus compañeros de vestuario. Julio Llorente juega una docena de partidos de Liga, la mitad de ellos saliendo en el once inicial, uno de Copa y tres de Copa de Europa.

La siguiente temporada, 1989-90, Julio juega diez encuentros ligueros, siendo de nuevo titular en seis de ellos y disputando los noventa minutos en cinco.  También participó en cuatro encuentros de Copa del Rey y en tres de Copa de Europa, anotando además un gol en la máxima competición continental.

Tras dos temporadas, los hermanos Llorente dejan de coincidir en el mismo equipo al recalar Julio en el Tenerife, equipo en el que se consolida durante casi toda la década de los noventa. En concreto, el zaguero permanece nueve campañas en la disciplina chicharrera, siendo titular en casi todas ellas. Tras el descenso del Tenerife a Segunda División en 1999, recala una temporada en el Salamanca, también en la categoría de plata, y cuelga las botas cerca de cumplir los 34 años.

Julio Llorente fue internacional Sub-21 y al concluir su carrera deportiva figuraban en su palmarés dos títulos de Liga, una Copa y dos Supercopas.